Y de qué lado estas tú (I). Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 8 de agosto del 2014, (FCP). Múltiples y complejos son los acontecimientos que a diario se producen aquí, allá y alrededor del mundo, como acostumbraba a decir un conocido locutor de la televisión cubana. La pregunta muy bien intencionada de qué lado estas tú, guarda relación con los efectos que puede haber causado en la población, la enorme campaña desatada por los medios de difusión, destinada a tergiversar la realidad.

Definir la posición individual o colectiva de las personas, ante los innumerables sucesos que constantemente tiene lugar en este único e inigualable planeta contaminado, resulta una tarea en extremo difícil. Llegar a conclusiones que no sean del agrado de la política oficial trazada por el Partido Único y el Estado, puede acarrear graves consecuencias.

Vivimos momentos sumamente críticos, el mundo se encuentra envuelto en una permanente lucha entre el progreso y el obscurantismo. El pensamiento de los que dieron su vida por la independencia del país, ha sido tergiversado. Hoy en día la historia escrita del oficialismo, presenta a los que implantaron el régimen de terror en Cuba, como salvadores y patriotas.

Nuestro Apóstol José Martí decía: «Quien esconde por miedo su opinión, y como un crimen la oculta en el fondo del pecho, y con su ocultación favorece a los tiranos, es tan cobarde como el que en lo recio del combate vuelve grupas y abandona la lanza al enemigo». Magnificas palabras, he vuelto a releerlas y crece en mí la admiración por el Maestro.

Durante este más de medio siglo, miles de cubanos seguidores de la doctrina martiana, han sido víctimas de la más cruel represión, aplicada por los que se dicen ser martianos y que proclaman que esta es la revolución que el soñó. Tremenda blasfemia. Martí nunca aprobó el marxismo, aunque conoció a Marx.

Bueno recordar a Martí en sus propias palabras cuando expresó «Cada pueblo se cura conforme a su naturaleza, que pide diversos grados de la medicina, según falte éste u otro factor en el mal, o medicina diferente. Ni Saint-Simon, ni Karl Marx, ni Marlo, ni Bakuni. Las reformas que nos vengan al cuerpo. Asimilarse lo útil es tan juicioso, como insensato imitar a ciegas».

Desde el mismo año de 1959, cientos de cubanos se opusieron al régimen surgido de la lucha armada, escenario propicio éste en que surgieron los nuevos caudillos que han convertido el poder en una dinastía familiar. La historia moderna cuya enseñanza se oculta en los centros educacionales, está llena de páginas plagadas de fusilados, encarcelados, exiliados y perseguidos.

Nada ha cambiado, a pesar de las tibias y tardías medidas de carácter económico que el régimen ha implementado, las cuales han sido eufemísticamente bautizadas con el nombre de Actualización del Modelo Económico. El cuarto, como dice una vieja canción, sigue igualito, lo que se busca con ello es extender el plazo de defunción de esta añeja dictadura.

Ante la situación nacional no es difícil tomar partido, porque está claro de qué lado está la razón. Lo que si resulta embarazoso es decir a todas luces la verdad en forma pública de lo que sucede en Cuba, señalar la causa de la crisis económica, política y social, que abate a la nación cubana y el camino que se debe escoger para solucionarla.

Muchos cubanos se han expuesto a las más duras formas de represión política, y se unen para buscar una salida pacífica a la actual situación. Ven con amargura como algunas naciones del continente conocedoras de las sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos que se cometen en este país, lo apoyan en los foros internacionales en contra de la voluntad de su pueblo.

Las dictaduras de izquierda o de centro izquierda en esta región se unen, pretenden crear una plataforma común contra el Capitalismo y el Mundo Libre. Cuentan con el apoyo de China y Rusia, países estos, que han tenido que buscar en la iniciativa privada y en la libre empresa, los instrumentos indispensables para vencer las crisis.

A la pregunta de qué lado estás tú, después de leer los alegatos anteriores, no será difícil responder, aunque no deja de ser peligroso. Al lado de los que como Martí proclaman sin miedo la verdad. Socialismo es todo sistema de agresión institucional contra el libre ejercicio de la acción humana o función empresarial.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s