Otra vez Sao Paulo. Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 22 de agosto del 20l4, (FCP). En la primera plana, del periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, aparece la convocatoria a la vigésima edición del Foro de Sao Paulo. Este se realizará por primera vez en la Paz, capital de Bolivia y tendrá como sede el campo ferial Chuquiago Marka, inaugurado el mes pasado.

El Foro de Sao Paulo se fundó en 1990 en Brasil, a propuesta del entonces líder del Partido de los Trabajadores y que luego fuera presidente de ese país, Luis Inácio Lula da Silva. Esta nueva organización de carácter internacional, agrupaba a la izquierda de todos los países de la región e incluía a gobiernos y partidos políticos marxistas o no.

Después de la caída del Campo Socialista, el socialismo real sufrió un duro golpe. Fidel asumió el papel de no dejar morir al sistema esclavizante, que había impuesto en Cuba, y que condujo el país al atraso y al subdesarrollo económico. Lanzó la idea de la unión en una gran organización latinoamericana, que vendría a resultar la nueva internacional socialista.

La idea fue apoyada de inmediato por la extrema izquierda de toda la región, Evo Morales y Hugo Chávez aprobaron la iniciativa de Castro, el cual veía que agrupar en una sola organización a la izquierda latinoamericana, era el primer paso para vencer al capitalismo. Ahora desde aquellos tiempos repiten en los diversos escenarios los ruinosos desvaríos de Castro.

Con los recursos financieros que utilizan los gobiernos de izquierda, que forman parte del Foro, sus organizaciones “integrantes” cubren sus gastos de actividades. Cientos de personas se mueven en este continente de uno a otro país, para llevar el mensaje y el pensamiento de los líderes populistas que aún lloran la Caída del Muro de Berlín.

Del lunes día 25 y hasta el 29 del propio mes, se celebrará este nuevo evento, donde sin lugar a dudas se convertirá en el escenario propicio para que los enemigos de la libertad económica tracen nuevas estrategias. En esas reuniones donde las consignas políticas irracionales le cierran el paso al pensamiento nuevo, las viejas ideas que acompañan el totalitarismo se imponen.

Una de las consignas que llevan a este Foro y que es reseñada por el periódico Granma, es el levantamiento del Embargo Económico que ejercen los Estados Unidos contra Cuba. También, apoyaran a la Argentina en su reclamo de la recuperación de las Islas Malvinas. Además, la demanda de Bolivia a una salida soberana al mar.

Existen problemas muy complejos que es imposible abordar en este evento, pero no existe una unidad de criterios en la izquierda. El oportunismo político está presente en cada momento. Con relación al Embargo Económico, se enfatiza mucho en los daños que el mismo ha ocasionado, pero se obvia recomendar qué se debe hacer para que los Estados Unidos lo suspendan.

Vemos con preocupación cómo todos los años en la Asamblea General de las Naciones Unidas, los países tanto de izquierda como de derecha votan a favor de Cuba y por el levantamiento del Embargo Económico. Surge inevitablemente la siguiente pregunta: ¿La posición de estos países, está determinada por razones humanitarias, políticas o por el interés económico?

Ahora bien, decir que el gran culpable de nuestros males es el embargo económico, resulta una concepción reduccionista que malinterpreta la realidad. Resulta evidente que el principal valladar para el avance de la economía, lo representa el mantenimiento de un sistema estatista, que actúa como un paralizante de las fuerzas productivas.

Un sistema que llevó al fracaso a los países del antiguo bloque soviético, a pesar de contar con inmensos volúmenes de recursos materiales y humanos. Hoy es abandonado paulatinamente por naciones como China y Viet Nam, conscientes de que la senda del estatismo conduce al desastre, ejemplo de ello es este país.

Al Foro de Sao Paulo, hay que recordarle que los que aplican el Embargo Económico contra la Isla, exigen el cumplimiento de algunos requisitos que resultan indispensables y por los que lucha el pueblo por más de medio siglo. La liberación de los presos políticos, el cumplimiento de la Declaración de los Derechos Humanos, y el Pluralismo Político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s