#Cuba, No renunciar a la conciencia ni a la participación ciudadana

image

Activistas del FANTU en Pinar del Río, Cuba

Por: Ramón Jiménez Arencibia.

El Condado. Santa Clara, Villa Clara, 11 de marzo del 2016, (PN). Diariamente los medios de comunicación de todo el mundo, con muy pocas excepciones, recogen el estampido masivo de miles de personas que abandonan sus naciones de origen, en busca en primer lugar de seguridad para sus vidas, de bienestar y de un mayor progreso, difícil de alcanzar en los países que han dejado atrás.
Europa es el primer continente receptor de los miles de inmigrantes que huyen de la Guerra en el Medio Oriente. A esas naciones arriban intermitentemente miles de refugiados que salen de Irak y de Siria, que son los escenarios más calientes de los actuales conflictos que vive el Continente africano.
La Organización de Naciones Unidas, alerta sobre esta grave situación creada, envía junto a otros organismos internacionales de Derechos Humanos, ayuda humanitaria, que resulta insuficiente. La situación para algunos países del viejo continente es compleja, ya que la oleada de inmigrantes crece por día lo que hace más difícil la situación.
Por razones similares se produce en Centroamérica y el Caribe un éxodo masivo de naturales de la región, que se dirigen a los Estados Unidos de América, por motivaciones políticas y económicas. Recientemente se creó una crisis migratoria que envolvió a varios países de este continente, y que aún se encuentra en proceso de solución.
¿Por qué, la gente se va de Cuba, y de toda Latinoamérica hacia los Estados Unidos? Sencillamente para encontrar una vida mejor, en unos temas para evitar ser asesinado o encarcelado por las ideas políticas, y hoy por hoy en el mayor de los casos huyéndole a la triste realidad económica, donde aflora la miseria y las penurias por doquier.
Ante el cubano desde hace medio siglo se ha presentado una alternativa fatal y falsa, como se afirmara hace varios años en un editorial de la Revista Vitral. «O te adaptas o te vas», nosotros agregaríamos «o lucha». Es evidente que lo que diferencia al ser humano del reino animal, es que el hombre transforma la Naturaleza, mientras el animal se adapta.
La política oficial para someter a la población era esa, o te adaptas o te vas. Adaptarse quiere decir aquí renunciar a tu propia visión del mundo, para acatar la filosofía de la vida que te impone el régimen totalitario. Domesticar nuestras conciencias y doblegar nuestra voluntad de cambio.
Al adaptarnos no podemos pensar libremente, expresarlo sin miedo y actuar en consecuencia. Por lo tanto la disyuntiva inducida se traduce en «te auto reprimes, doblegas tu conciencia o te marchas del país» o cuando menos «simulas o te vas» Estas alternativas además de falsa son injustas.
Cuba es de todos los cubanos y para todos los cubanos. Nuestros padres fundadores desde Varela hasta Martí, lo dejaron claro. Comete un grave error el castrismo, al excluir a una parte, sea grande o pequeña de los cubanos, negándole el sagrado derecho de tener Patria, a tener raíces nacionales donde ha nacido y crecido.
Partir del derecho a ser cubano y que nadie nos secuestre la Patria, es que reflexionamos que la alternativa para los que consideramos a Cuba, como nuestro hogar nacional, no puede ser y no debe ser «o te reduces o te vas». La alternativa es otra “ni me voy, ni renuncio a mi conciencia ni a mi participación ciudadana.
Decía nuestro Apóstol José Martí: «Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay muchos que llevan en sí, el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que le roban a los pueblos su libertad que es robarles a los hombres su decoro».
Cubanos como esos los ha habido siempre, se evidencia en las Damas de Blanco, UNPACU, FANTU, y cientos de opositores en la Isla que los acompañan en sus peticiones. Hay una realidad inobjetable, muchos hoy tratan de romper esa fatal alternativa, y hacer su propia vida aquí, y como Martí, «pensar y hablar sin hipocresía».

Del autor:
image

Ramón Jiménez Arencibia:
Perteneció a la Microfraccion, exprisionero político, economista, activista del FANTU, periodista independiente y observador de Derechos Humanos, vive en Santa Clara, Cuba.

ramonja@nauta.cu
Móvil: 53-53764116.
Fijo : 42-21 51 19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s