Asesinar a Coco Fariñas, la ejecución paramilitar. #Cuba

Continuación y final de la serie: La Operación Silencio solo estaba propuesta

Guillermo Fariñas Hernández.
La Chirusa, Santa Clara, 15 de abril del 2016, (PN).
El día 25 de noviembre de 2014, las cartas estaban echadas para asesinar al líder opositor cubano Guillermo Fariñas Hernandez, se desplegó un enorme operativo represivo en los alrededores de la Casa Sede del FANTU, incluidos efectivos antimotines venidos expresamente desde La Habana. También  varios altos oficiales del MININT a nivel nacional y de la provincia Villa Clara.

image

El Puesto de Mando de esta operación estuvo en los sótanos de la antigua Audiencia Provincial, hoy sede del Tribunal Provincial Popular (TPP) y desde el sábado 22 de noviembre, se habían colocado un grupo de cámaras de vigilancia. Sobre todo en la Avenida «Paseo de la Paz», pues las reuniones se efectuaban en un segundo piso y por la entrada trasera de la Casa Sede.

Allí residía un primo materno de Coco Fariñas junto con su esposa y su hija mayor, hoy están exiliados en Estados Unidos de América, razón por la cual la visualidad del local estaba garantizada desde el Paseo de la Paz. Pero Fariñas hizo una maniobra ¿desconcertante?, pues cambió a solo minutos de empezar el encuentro para la sala de la Casa Sede, por la calle Alemán.

Esto le restó visibilidad a quienes dirigían el operativo represivo, porque no existían cámaras de vigilancia frente a la vivienda, ante esto el Coronel Miguel Ángel Borrero García, máximo responsable de la acción punitiva, pensó en cancelarla. Pero como entre los visitantes había algunos del Alto Mando del MININT, no se atrevió y después siempre se ha lamentado.

Descripto por un Miembro No Público del FANTU y actual oficial de la DGCI, para este Asesinato se pensaron todas las variables que surgieran en la Ejecución de Guillermo «Coco» Fariñas. Aunque aquí no se acepte, en Cuba tenemos un grupo de ejecución paramilitar, denunciados en otros países como la Brigada Blanca, Grupo Colina o Los Lobos Grises.

Una de las mismas consistió, en que se situó en las calles Paseo de la Paz y Misionero una ambulancia marca Mercedes-Benz del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), el vehículo circuló sin placa identificativa y con el indicativo de Puesto de Mando de Catástrofes. En el MINSAP no existe en ninguna de sus instancias, algo nombrado Puesto de Mando Catástrofes.

Donde único pudiera existir un Puesto de Mando de Catástrofes, es en el Estado Mayor de la Defensa Civil adscrita al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR). O sea, que las autoridades gubernamentales conocían de primera mano, que allí en la Casa Sede del FANTU se iba a producir un siniestro, porque esas mismas autoridades lo propiciarían.

El verdadero rol de la ambulancia que atrincheraron cerca de la vivienda de Coco Fariñas, era asesinar al Coordinador General del FANTU, bajo la apariencia que le proporcionaban los primeros auxilios. Todo antes que este opositor arribara al Cuerpo de Guardia del Hospital Provincial «Arnaldo Milián Castro», si este resultaba herido en el preparado incidente.

Coco debía ser conducido al referido hospital, y otro equipo de “médicos” y “enfermeros” del Grupo de Acciones Ejecutivas (GAE) del MININT, esperaría en la Sala de Observación. Este segundo equipo de sicarios estuvo allí, era posible que algo fuera mal, como por ejemplo, que un familiar, vecino u opositor se montase en la ambulancia y llegara con vida al centro asistencial.
La otra variable planificada por el CODESENA y el Alto Mando del MININT, implicaba asesinar a su propio Agente «Isleño», puesto que también tuvieron en cuenta, que él pudiera ser herido en el ataque, ya que José Alberto Botell Cárdenas, estaría en franca desventaja. Por lo que la “tripulación” de la ambulancia lo asesinaría sin piedad de ningún tipo.

Para matar a «Isleño», este chivato tenía que ser llevado herido al Hospital Militar Comandante «Manuel “Piti” Fajardo» de la ciudad de Santa Clara, ya allí sería ultimado por otro equipo del GAE. El objetivo de lo segundo consistía, en poder acusar a Coco Fariñas y otros opositores del FANTU de Asesinato, así y sacarlos de las calles bajo la apariencia de un delito común.

Como aseguró el hoy Ministro del Interior Carlos Fernández Gondín en una última Reunión Operativa en La Habana: «El problema es uno solo, que este negro de mierda no salga vivo y… que me perdonen los negros aquí presentes». En aquel momento el General de División Fernández Gondín era el Viceministro Primero del MININT y supervisaba la DGCI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s