De aeropuerto en aeropuerto no se hace Patria (I).

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 1ro de julio del 2016, (PN). Existe un fenómeno en el entramado de la disidencia interna no violenta, que al parecer casi nadie se atreve a abordar. Sin embargo, es un hecho cierto, que afecta el correcto funcionamiento de una oposición dinámica, impetuosa y dispuesta a derrocar por vías no sangrientas al castrismo nacional.

Los periodistas independientes Luis Cino Álvarez y Juan González Febles lo han denominado en sus irónicas y coloquiales conversaciones, así como en sus artículos: «Tur Disidencia». Estos veteranos comunicadores alternativos al régimen, cuando expresan sus opiniones de un modo libre, han visto florecer una no despreciable cuota de enemigos.

Ellos y algunos otros entienden con suma preocupación, que este ejercicio excesivo de viajar al extranjero bajo el patrocinio de entidades cubanas exiliadas o de otros países, es algo que paraliza el buen desempeño de los anticastristas implicados en estos recurrentes periplos. Ya que como aseguró el héroe de la independencia Máximo Gómez: «Los cubanos o no llegan o se pasan».

Porque aquellos compatriotas que casi no pueden soltar el maletín de viaje, se olvidan de la función social que les corresponde jugar en el seno de la sociedad cubana, sin dudas están mentalmente disipados. Ellos pierden la perspectiva de su razón de ser; y que su lugar y misión están dentro de la Isla y no precisamente en el extranjero.

También pudiera ser, que nunca en sus almas éstos hayan tenido un verdadero compromiso con la libertad de la tierra que los vio nacer, y solo se aprovechan coyunturalmente de los beneficios materiales y espirituales de vivir por unos pocos días fuera del agobiante infierno que es este país. Sin lugar a dudas el tiempo y la vida se encargarán de aclarar las cosas.

Por lo general, estos “viajeros perpetuos” poseen una proyección mediática, solo hacia el exterior y para ellos, «los que pueden resolver la larguísima falta de democracia representativa en este Archipiélago, nada más son las autoridades extranjeras». Lo que implica una muy extraña entrega mental a la soberanía patria, algo sumamente peligroso.

Lo que trae como consecuencia, que en sus fueros internos, estos Tur Disidentes rechazan la posibilidad –aunque dentro de los foros internacionales y públicamente aseguren siempre lo contrario– que sea el pueblo cubano, quien desmonte al castro-totalitarismo. La negación a dedicarse a encabezar a sus compatriotas dentro de Cuba, es su principal razón de ser.

No debemos caer en extremismos, se necesita viajar al exterior por razones válidas. Entre las que se pueden argüir: 1ra-La represión castrista no permite encontrarse en Cuba con los exiliados y patrocinadores. 2da-En el extranjero están los expertos en derrumbar sin violencia dictaduras, y 3ra-Las autoridades y entidades extrajeras también deben escuchar cara a cara a los opositores.

Pero todo debiera tener un límite, pues existen líderes de organizaciones contestatarias, que de 12 meses que posee todo año, han estado dentro de Cuba, solo 60 días. Lo que ha traído como consecuencia, que sus otrora grandes y pobladas membrecías en sus organizaciones, se hayan visto diezmadas drásticamente.

Como líderes de la oposición noviolenta cubana deben estar la mayoría del tiempo dentro de esta Isla, siempre al frente de sus subordinados y sin hacer el feo papel del “Capitán Araña”. Estos dirigentes deben tener consciencia de su compromiso ético con sus subalternos y, en la Historia de Cuba se recoge a los jefes más simbólicos, quienes murieron en la delantera de sus soldados.

Un opositor noviolento comprometido con sus compatriotas aún paralizados por el terror castrista, debería trazarse una meta, de permanecer dentro de Cuba en la ejecución de los métodos de lucha noviolenta, por lo menos entre 10 a nueve meses. O sea, solo saldría al extranjero en el año, de 60 a 90 días, lo que sería esencial para lograr resultados hacia la democracia.

El rol social de cada opositor noviolento al interior de esta Isla es esencial, porque las naciones que ya se han liberado de los totalitarismos de modo no cruento, solo lo alcanzaron, cuando con el proselitismo político se movilizó a la gran mayoría de la ciudadanía. Es importante que se entienda, que aquí dentro está la batalla… porque de aeropuerto en aeropuerto no se hace Patria

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s