Guillermo Fariñas muy decaído por 16 días en Huelga. #juntoacoco

cocoanalisisSlide2

Por: José Ramón Borges Serrano. Producciones Nacan

Medley, Florida, USA, agosto 5 de 2016, (PN). El pasado 4 de agosto último, Jorge Luis Artiles Montiel, Vocero Oficial de Guillermo Fariñas Hernández en Huelga de Hambre y Sed, informó que este se encuentra muy decaído y casi no abre los ojos, a consecuencia de tantos días en la protesta.

Artiles dijo que Coco, como se conoce a Fariñas, está pesando sólo 75kg, casi no habla ya con sus acompañantes, pues está dormido y solo abre los ojos en intervalos. La Temperatura Corporal está por debajo de 36 grados centígrados y la Tensión Arterial en 100/70 mmHg.

Alicia Hernández Cabeza, madre de Guillermo y Enfermera retirada, agregó: (fragmento) “…es muy difícil verlo con el ánimo tan bajo, pues todos los que lo conocen saben que él es hiperactivo…en esas condiciones todavía se queja dormido por dolor en la zona donde fue golpeado…”

El Vocero Jorge Luis, también comentó que hoy se presentaron en la casa de Fariñas, varias doctoras del policlínico y personal del Laboratorio del Hospital Provincial Universitario Arnaldo Milián, de Santa Clara. Las técnicas de laboratorio tomaron muestras de sangre, buscando trombos en el, ya muy denso, fluido.

Por su parte las facultativas le hicieron el examen general y repitieron la recomendación dada el día anterior: “DEBE SER INGRESADO INMEDIATAMENTE EN UNA SALA DE CUIDADOS INTENSIVOS”.

Fariñas por su parte mantiene la posición de que él no esta enfermo, sino en una protesta por el cese de la represión en Cuba, “Cuando pierda el conocimiento, me llevarán para el hospital”-recalcó.

…………………….

A continuación brindamos información sobre los eventos que a nivel del cuerpo humano, trae una huelga de hambre:

 

Huelga de Hambre

 

Aspectos fisiológicos

Durante la evolución de la huelga de hambre se suceden al igual que en ayuno tres fases:

Primera fase:

Consumo principal de los hidratos de carbono de reserva.

Segunda fase:

Consumo principal de las grasas

Tercera fase:

Consumo grave de proteínas

 

Primera fase

La primera fase del ayuno o huelga de hambre dura aproximadamente un día y medio. En esta fase se consumen las reservas de glucosa almacenadas en el hígado y en los músculos. La reserva de glucosa para un hombre de características: (70 kg de peso y 1,74 m de altura) es de unos 300 gramos lo que equivale a unas 1.200 kcal (puesto que se obtienen unas 4 kcal/g de la combustión de 1 g de glucosa).

Existen dos objetivos principales en las primeras fases del ayuno:

  • el mantenimiento de la glucosa para el cerebro
  • el mantenimiento de las proteínas

Durante los dos primeros días se consume la glucosa circulante y la glucosa hepática almacenada en forma de glucógeno, así como la glucosa muscular. La glucemia disminuye a los dos o tres días para comenzar a utilizarse las grasas, ácidos grasos y los cuerpos cetónicos.

El glucógeno necesita una gran cantidad de agua para almacenarse, así para almacenar un gramo de glucógeno muscular se necesitan 4 g de agua, por lo tanto se trata de un tipo de energía a utilizar y consumir en casos de necesidad como es el ayuno hídrico. Como se necesita tanta agua para depositarse a nivel intracelular el gramo de glucógeno solo se obtendrá una o dos kilocalorías. Todos estos datos llevan a la conclusión de que la glucosa almacenada en el organismo, ya sea como tal o como glucógeno se consume rápidamente. Así los hidratos de carbono almacenados son insuficientes a nivel energético. El glucógeno muscular puede proporcionar energía para unas 12 horas.

La glucemia desciende durante los primeros días de 10 a 15 mg Y así la célula beta del páncreas deja de liberar insulina. El descenso de la insulina puede hacer que el músculo libere proteínas, principalmente aminoácidos como la alanina necesarios para la gluconeogénesis, obteniéndose 180 g de glucosa, 140 de los cuales se transformarán en CO2 y H2O a nivel cerebral. Unos 36 g se reciclan con la glicólisis anaerobia (hematíes, leucocitos, médula ósea y renal) llegando a piruvato y lactato volviendo a formar glucosa por el ciclo de Cori. En este ciclo de Cori se convierten dos moléculas de lactato en glucosa, utilizando energía hepática de la oxidación grasa y evitándose así la gluconeogénesis a partir de proteínas.

 

Segunda fase

En esta segunda fase que ocurre a partir del quinto día aproximadamente el organismo pasa de consumir la glucosa y el glucógeno almacenados a consumir las grasas. En el organismo humano existen aproximadamente unos 10-11 kg de grasa que aportan a partir de 9 kcal/g unas 100.000 kcal, y pueden durar más de 40 días. El epiplón, la grasa perirrenal y el tejido subcutáneo constituyen la reserva energética más importante y están completamente disponibles para tal fin

En el ayuno o huelga de hambre tenemos dos fuentes de energía:

  • proteínas musculares
  • triglicéridos del tejido adiposo

Y dos vías de utilización:

  • combustión total de glucosa, como va a suceder en el cerebro
  • la glicólisis anaerobia, como va a ocurrir en los hematíes, y los ácidos grasos libres y cuerpos cetónicos por el resto del organismo

Entre la fase primera y la segunda fase del ayuno si se pierden algunas proteínas musculares no ha de ser de forma excesiva por que los hechos demuestran que no se pierde excesiva masa muscular incluso con ayunos de dos o tres semanas.

Los cuerpos cetónicos que son productos de la degradación de las grasas en este momento pueden ser también utilizados para la formación de energía llegando a aportar dos terceras partes de la energía total que necesita en cerebro, este proceso ocurre al cabo de las 2 semanas de huelga y el consumo de estos cuerpos explica el mal aliento y el mal olor de la orina.

En esta fase empiezan a dañarse órganos importantes como el hígado y los riñones y una vez se alcanza la semana de ayuno, la acidosis afecta a la función del corazón empeorando la circulación y el cerebro empieza a tener fallos por la falta de riego perdiendo algunas funciones.

 

Tercera fase

A partir del vigésimo día de huelga se comienzan a consumir e lpico lleno de proteínas musculares. Se produce un apetito desmedido tras un gran adelgazamiento y una gran debilidad y tras una pérdida de interés por la comida durante casi todo el ayuno excepto durante los dos o tres primeros días. La albuminemia y los edemas son una prueba de la autofagia y de la autodigestión proteica. Se puede producir a partir de los 20, 30 o 40 días o incluso más y varía en función de las características constitucionales de cada individuo.

Dependiendo de cada organismo a partir de los 30 días la desnutrición afecta a todos los sistemas y comienza a experimentarse un cansancio desmesurado que prácticamente impide hablar. Ya a partir de los cuarenta o cincuenta días, el deterioro se hace notable por el desgaste físico, produciendo inmovilidad y llegando a producir pérdidas de consciencia por la falta de energía. La muerte por inanición se puede llegar a producir por falta de riego al cerebro o por un fallo cardiaco.

Las reservas energéticas para un hombre medio de 70 kg de peso y 1,7 m de altura. Teniendo un metabolismo basal de 40 kcal/h, posee un requerimiento energético de 1.700 kcal/en 24 h. Teniendo una reserva energética de 125.640 kcal teóricamente podría resistir con un ayuno hídrico 74 días.

(Cahill y Owen)

Wikipedia en Español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s