Militantes del Movimiento Dignidad arrestadas y desnudadas a la fuerza por policía política en Santa Clara.

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 21 de julio del 2017; (ECA). Unas cinco militantes del Movimiento Dignidad fueron arrestadas y otra desnudada a la fuerza por la policía política en Santa Clara, el 20 de julio último, para evitar que efectuaran su Reunión Semanal Ordinaria.

Las detenidas fueron Wendis Castillo Hernández, Coordinadora para la Región Central, y las militantes Natividad Blanco Jiménez, María del Carmen Martínez López, María Josefa Oramas García y su hija Yilian Lucía Oramas García. En el caso específico de Natividad Blanco y María Caridad Martínez, fueron encerradas en la 5ta Unidad mientras, que María Josefa y Yilian Lucía estuvieron prisioneras en la 4ta Unidad de la Policía Nacional Revoluciona en Santa Clara.

Todas refieren que fueron víctimas de amenazas, violencia verbal. Además de eso, les tomaron huellas de olor y quitaron cabellos. Mientras; en cuanto a Wendis Castillo se la llevaron en el auto patrullero de la PNR chapa 273, hacía la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO).

A Castillo Hernández la condujeron dos oficiales mujeres de la Brigada Especial del Ministerio del Interior (BE-MININT), quienes le apretaron muy fuerte las esposas metálicas. Al arribar a la UPICO a esta disidente, le fueron tomadas las huellas digitales y palmares, así como también fue fotografiada. Después le exigieron que se denudara, a lo que ella se negó, debido a que eso no está contemplado en el vigente Código de Procedimiento Penal.

Las fémeninas oficiales de la BE-MININT,  la desnudaron, tumbaron al piso y a la fuerza le quitaron sus ropas. Tras hacerle esto, las represoras se comenzaron a reír de las cicatrices que posee Wendis en el tórax, producto de varias intervenciones quirúrgicas. Este tipo de tortura física y psicológica duró unos 25 minutos, para al transcurrir ese tiempo, volverla a vestir forzosamente, pues la militante del Movimiento Dignidad se negó a ponerse la ropa, que ella no se había quitado.

Tras esto; entró un Instructor Penal, quien dijo llamarse Luis Enrique, que le levantó un Acta de Advertencia y la amenazó de que si continuaba intentando reunirse, sería condenada por Peligrosidad Social Pre Delictiva. Luego de esto entró en la sala de interrogatorios, el Mayor Erick Francis Aquino Yera, Segundo Jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga del MININT, el cual trató de convencerla para que desistiera en los objetivos del Movimiento Dignidad, a lo que ella se negó. Tras cinco horas fue puesta en libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s