Archivo de la etiqueta: Discriminación

El Derecho a la Educación, Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpgCamino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 7 de febrero de 2014, (FCP). A las personas con ideología contraria al régimen castrista se les impide optar por estudios superiores. A aquellos que pretenden tener libertad de pensamiento, incompatible con el comunismo a lo Castro, el sistema político gobernante simplemente les prohíbe realizar estudios universitarios, para asegurar así generaciones de profesionales serviles a la tiranía.

También se obstaculiza la inserción de estas categorías de personas en algunas carreras técnicas de nivel medio. Las profesiones vinculadas con planes de la mal llamada revolución, como en el campo de la informática, algunas de la salud, el turismo, la educación y la cultura, están reservadas para quienes garanticen los intereses políticos gubernamentales.

Cuando el filtro represor implantado por el totalitarismo es burlado, rápidamente se toman las acciones radicales para eliminar el problema. Si se detecta un estudiante o un graduado, con “problemas ideológicos”, rápidamente es expulsado de estas labores y nunca más puede fungir en esa especialidad u otras vitales para las tareas estatales del régimen.

Existe un diseño institucional para tratar de evitar que otras formas de pensar lleguen a los funcionarios estatales. El mismo pueblo cubano, de forma inconsciente, ejecuta el plan castrista de detectar desde horas tempranas de la vida, a los posibles futuros opositores o individuos problemas, inconformes o abiertamente contrarios ideológicos.

La sociedad del Sistema Socialista cubano está obligada a reprimir todo indicio de anticastrismo. Los trabajadores y la población de forma general, están presionados por el régimen, mediante el chantaje con prebendas y presiones “legales y morales”, así como con influencias psicológicas, para ser la cara aparente de la represión a los adversarios políticos de los Castro.

Esta represión que impide la realización profesional, laboral, personal y social de los anticastristas, alcanza a los familiares de estos. Por tener vínculo sanguíneo o personal con los ciudadanos controlados por la Seguridad del Estado, es motivo para que no puedan ingresar en las universidades de la Isla, pues son catalogados como No Idóneos.

El Sistema de Educación cubano está recargado de instrucción política, a favor del régimen, para todas las generaciones y sistemas de enseñanza. Se trata de que por todas las vías posibles llegue el mensaje de la filosofía comunista a la población, y que forme parte de cada detalle de la vida diaria, en aras de sembrar raíces profundas en la mente de cada individuo, hasta el punto en que se acepte esta ideología dogmáticamente, sin lugar para otra diferente.

Se destina, relativamente, gran cantidad de recursos en la politización de la sociedad cubana, sin importar la deprimente situación económica que vive el país. Con el apoyo de los medios de difusión masiva y la inserción de la política en todas las actividades de la población, es obligatorio el conocimiento y la práctica de la ideología comunista.

Los gobernantes totalitarios han diseñado un amplio sistema de educación política paralelo, que abarca toda la actividad humana. Se vincula la política con el arte, con la música, con la escaza recreación existente, con los juegos infantiles; con los intereses y motivaciones de la juventud, de los adultos y ancianos, así como con todas las organizaciones de masas, se obliga a la población a participar en mítines y actos políticos, para lo que se hace uso y abuso de todas las fechas históricas.

Todo esto ocurre en Cuba a pesar de que se contradice con la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual se es consignataria. Dicha Declaración recoge en su Artículo 26, inciso 1: “Toda persona tiene Derecho a la educación”, entonces ¿por qué? no todos los cubanos tienen ese Derecho, privado debido a su opinión política.

Amplía el tema el inciso 2 del propio artículo al decir: “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y a todos los grupos étnicos o religiosos; y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”.

Hasta la propia Constitución de la República de Cuba ataca la discriminación por la opinión política y los legisladores dejaron claro que no se exceptúa esta condición, que es lesiva a la dignidad humana. En el Artículo 41 la Ley de Leyes expresa: “Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes”.

Argumenta lo expuesto en el párrafo anterior, el Artículo 42 de la Constitución cuando dice: “La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la Ley”. Entonces, cuándo se les va a exigir a los funcionarios comunistas el cumplimiento de estos preceptos.

Para culminar la exposición del tema traemos a colación el Artículo 51 de la Carta Magna cubana, que es preciso, conciso y exacto en su Cuerpo Legal, donde refiere: “Todos tienen Derecho a la educación”.Jóvenes cubanos que viajaron a EEUU, para cursar carreras universitarias, debido a que el gobierno castrista les imposibilitó cursar estudios superiores en Cuba por sus ideas políticas o ser hijos de opositores.

Jóvenes cubanos que viajaron a EEUU, para cursar carreras universitarias, debido a que el gobierno castrista

les imposibilitó cursar estudios superiores en Cuba, por sus ideas políticas o ser hijos y familiares de opositores.

Las Patologías Urbanas en Cuba I, Carlos Valhuerdi Obregón.

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 30 de septiembre de 2010, (FCP). Cuba después de la revolución comunista sufrió de un falso y artificial desarrollo industrial. Comenzó una carrera desenfrenada de “cooperación” con los países de Europa del Este para crear fábricas gigantescas, pues la isla no poseía la infraestructura ni la materia prima necesaria para su montaje y su funcionamiento.

Comenzó de esta forma la emigración del campo a las ciudades con la consiguiente afectación de la familia como núcleo social primordial, la creación de escuelas becadas lejos del lugar de residencia contribuyó también a esto. El desarraigo se acentuó con el traslado forzoso de poblaciones enteras hacia los llamados Pueblos Cautivos.

La propaganda oficialista hizo que las nuevas generaciones abandonaran los oficios de tradición familiar, desaparecieron los negocios particulares con afectación de la esfera de los servicios, así los campos quedaron desiertos y a merced de los mayores. Fue imprescindible entonces crear Escuelas al Campo y otras formas de obtención de mano de obra barata.

Los mensajes subliminares, la divulgación constante de consignas, que embotaban los sentidos y no permitían pensar, adjuntas al terror de lo que le sucedía a los inconformes fueron moldeando una sociedad cada vez más enfermiza y estática. A los niños y jóvenes se les educaba en la desobediencia a sus mayores, a sus tradiciones familiares, en la rebeldía y el libertinaje.

El populismo o tendencia al igualitarismo cautivó a los más jóvenes y a muchos que sinceramente estaban hastiados de discriminaciones y diferencias sociales, pues creyeron que el Reino de Dios les había llegado. Cuanta desilusión recibirían con el tiempo, porque el nuevo régimen lejos de eliminar la desigualdad y la opresión, las incrementó.

Desencantados muchos al declinar las utopías y las ilusiones, se han sumido en el consumo de drogas, alcohol y la práctica del libertinaje sexual o el suicidio. La falta de motivaciones en la vida atenta actualmente contra el compromiso social, la motivación del escolar de aprendizaje y del obrero para trabajar han desaparecido, el salario devengado no alcanza ni para malvivir.

Comienzan los inventos por la izquierda, el saqueo de los almacenes y de los centros laborales para poder subsistir. Conductas que el Estado califica de robo, ilegalidad y malversación, pero que según la Doctrina Social de la Iglesia, y al aplicar la casuística, es Justa Compensación, porque el obrero no está robando, sino que toma para sí parte de lo que se le debe por derecho.

Dice la Sagrada Escritura: “No pondrás bozal al buey que trilla y también que el obrero merece su salario” (1Tim 5, 18) y “No explotes al pobre ni al indigente…págale cada día su salario…pues es pobre y espera impaciente su jornal” (Dt 24, 14-15). Basamento suficiente en el que se apoya la Doctrina Social de la Iglesia para defender a aquellos que viven explotados.

Como el Estado socialista es totalitario y centralizado todo depende de su control y de sus gestiones, por lo que todas las necesidades sociales han estado subordinadas a él para ser mal cubiertas. Con las nuevas disposiciones del gobierno se incrementan los desempleados, comienza a aplicarse medidas que estimulan el trabajo por cuenta propia.

Pero los excesivos impuestos que se aplicarán no permitirán prosperar a ningún nacional, el temor de los comunistas a perder el poder político frena todo desarrollo económico. La quiebra amenaza los negocios particulares, pues no existe un lugar donde estos puedan adquirir la materia prima, tendrán que obligatoriamente robárselas al Estado, por lo que serán sancionados.

Con el abandono por parte del Estado de un número considerable de ancianos y minusválidos al suspenderles la ayuda que recibían por Seguridad Social, quedan en la indigencia un gran número de personas incapaces de subsistir por sus propios medios. Se ha incrementado el índice de mendicidad, los robos y la violencia, los páuperos ya pululan por nuestras ciudades.

cevalhuerdi@gmail.com

Discriminada y Perseguida, Carlos Valhuerdi Obregón.

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 2 de septiembre de 2010, (FCP). Carlos 1.jpg A Catalina la conocí en noviembre del 2006, recién llegado a Boca de Camarioca, Varadero, lugar donde fui a trabajar como profesor. Su madre, ciudadana americana conoció personalmente a Martí. Después de terminada la Guerra de Independencia, decidió venir a Cuba y establecerse en ese lugar con sus siete vástagos nacidos en el vecino país del norte.

Allí conoció a un campesino cubano, viudo con ocho hijos, con quien contrajo matrimonio. De esta unión nacieron dos hijos: Catalina América Rodríguez Díaz, Katty como cariñosamente la llaman todo los lugareños y Carlos. Cuentan que a pesar de los 17 hijos, la armonía, la laboriosidad y la honradez reinaban en ese hogar, donde hubo cabida para adoptar a Hugo.

La madre de Katty, era una mujer emprendedora y con una gran visión de futuro. Predijo que Boca llegaría a ser un pueblo próspero, fabricó su casa y la de algunos de sus descendientes frente al mar, en la desembocadura del río, para disfrutar de uno de los paisajes más hermosos de la creación, además de conservar la finca de su esposo y con sacrificio otorgó estudios a sus hijos.

Alguno de sus heredero con ciudadanía extranjera, regresaron a su patria, otros se adaptaron a las costumbres cubanas y fundaron familia, como es el caso del padre de Zaida Machado González, sobrina de Catalina e hija de crianza de su abuela americana. Al triunfo de la revolución el padre de Zaida no quiso renunciar a su nacionalidad y al morir, trabajo les costó enterrarlo, “por ilegal”.

Carlos se hizo médico y al triunfo de la revolución emigró a los Estados Unidos. Catalina escogió ser Doctora en Pedagogía, título que obtuvo en La Universidad de La Habana, allá por los años 50 del pasado siglo, profesión escogida por vocación, a la que se entregó con verdadero amor por los niños, a los que no sólo instruía, sino que los formaba para ciudadanos y hombres de bien.

Esto motivó que en diciembre de 1970, en la ciudad de Cárdenas donde trabajaba, después de una inspección, se le otorgara un reconocimiento a su labor educativa como: “Ejemplo de Maestra Formadora del Hombre del Mañana”. Producto de la gravedad de su anciana progenitora, se traslada en el mes de enero para la escuela primaria de Boca.

Allí logró estar poco tiempo, fue despedida bajo la falsa acusación de ser Testigo de Jehová, pues todavía no practicaba esa doctrina, a la que si perteneció su madre hasta la muerte. Con una pregunta capciosa, separaron a esta mujer de su profesión y de sus alumnos, a los que quería como a hijos, pues la vida le negó el privilegio de ser madre.

El funcionario de educación le dio a escoger entre Dios y los niños, elección que decantaría a creyentes de cualquier denominación. Comenzó a estudiar más las escrituras desde la óptica y exégesis de los Testigos de Jehová. En una época en que la persecución religiosa era feroz, Katty se convirtió en una gran misionera de su fe, volcó todos sus conocimientos pedagógicos en ello.

Asechada y perseguida, acusada injustamente, calumniada, soportó con verdadero estoicismo las requisas a su domicilio, el decomiso de literatura, las burlas y ser tratada como desalmada, ella que tanto amor encierra en sí para dar a su prójimo. Pero eso no obstaculizó su labor de servicio a los necesitados y de pregonar ese Reino, que tanto espera.

Durante los tiempos más difíciles y producto de la escasez de literatura, se iba a su finca a reproducir artículos con una pequeña y vetusta máquina de escribir, atemorizada siempre por el sonido del teclado. Aunque su esposo Eduardo, que era Metodista vigilaba mientras ella transcribía revistas y folletos.Había que obedecer a Dios antes que a los hombres.

Un día llegaron a su casa unos Testigos de Jehová de Canadá, que al enterarse de su sacrificio prometieron enviarle una máquina de escribir eléctrica, a lo que la jocosa Catalina les respondió: “Si por la que tengo, que a penas escribe, la policía me echa 10 años, si me encuentran con esa que ustedes dicen, me condenan a cadena perpetua”.

Aún hoy, con sus 76 años continúa de casa en casa pregonando lo que ha sido el motivo de su vida, eso por lo que no le importó perder su trabajo y poder tener así una vejez asegurada con un retiro. Con su caridad y servicio ha socorrido a muchos. Sin embargo, en estos momentos su vida está en riesgo, pues su casa está en peligro de derrumbe.

La cercanía al mar del inmueble de la calle Principal # 212 del poblado Boca de Camarioca, Varadero, Matanzas, ha provocado que las cabillas se oxiden y se fragmente el techo, que cae a trozos. Pero eso no conduele a las autoridades, Katty es viuda, no tiene dinero ni material para reparar su vivienda y no recibe ayuda gubernamental por estar marcada por una fe proscrita.

cevalhuerdi@gmail.com