Archivo de la etiqueta: Mejunje

La vida en mi ciudad.

Grupo de Rock “Prótesis” de Las Tunas participantes del Festival de Rock efectuado en la Plataforma del Sandino en Santa Clara.

El trovador Diego Gutiérrez y un grupo de fanáticos después de una función en el Mejunje de Santa Clara.

Maratón el Día del adulto Mayor en el Parque Vidal en Santa Clara.

Pizarra Informativa del Estadium Mariano Pérez en placetas, Villa Clara, nótese su estado de abandono.

Quinteto Criollo en una presentación en el Parque Vidal de Santa Clara.

Ciudad Metal, Esquirlas de un Festival de Rock III y Final. Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 9 de diciembre de 2010, (FCP). La tercera jornada, el sábado 30 de octubre, comenzó con una segunda Convención de Tatuaje, realizada en el mismo horario y lugar. Esto fue debido, a la cantidad de artistas y modelos que, a pesar de estar interesados en la coloreada actividad, no pudieron participar el día anterior.

Sobre las 2: 00 pm, la nueva sede de la Casa del Joven Creador, ahora en la calle Juan B. Zayas, fue el sitio escogido para el lanzamiento del fanzine “Scriptorium”. El único magazín amateur cubano, dedicado plenamente al quehacer rocanrolero nacional e internacional, que ha llegado al # 20, todo gracias a esos incansables jimaguas, nombrados Alexander y Michel Sánchez Salazar.

El parquecito de Tristá, plaza donde radica la peña metalera “Metal Bélico”, sirvió nuevamente de espacio colateral para esta 13ra cita del Ciudad Metal 2010. Allí actuaron, desde las 3:00 p.m., las bandas punk-rock del patio, “Piratas”, “Krisis” y “Adictox”, algo que los fans a dicho género, vieron como un excelente lugar para su fiesta del “mosh”.

Concluido el concierto diurno, hubo una breve pausa, que a los amantes del metal les sirvió para recuperarse un poco. Reposo muy provechoso, pues, tras dos noches de dormir en aceras, portales u otros “aposentos” por el estilo, se imponía un obligatorio descanso. Además, la relación de grupos anunciados para la sección nocturna en El Sandino, así lo demandaba.

Al escenario antes citado subieron esa noche, “Arrabio”, de la provincia Sancti Spíritus, “Unligt domaine”, venidos desde Matanzas, además de “Cry out for” y “Resistenzia”, ambos radicados en esta urbe. Destacándose así, como días anteriores, la pluralidad regional.

Los espirituanos llegaron con su hardcore típico, más veloces esta vez y menos melódicos, pero bien seguros en como hacerlo. Prueba de ello fueron los temas, “Por Creer en Ti”, “Cerebros Manipulados” o “Faluya”, por su parte, en “Renegados” y “Así las Cosas”, incluidos en el Demo “Así las Cosas”, del 2008, se les notó la melodía de antaño. Algo que no les quedó bien y ojalá desechen, es el cover a “Another Brick in The Wall”, de los ingleses “Pink Floyd”.

Tras dejar la escena los del Yayabo, esta fue ocupada por los locales “Resistencia”, pero, el metalcore que hacen, no fue suficiente para animar a los presentes. Parecía como si todos los congregados allí estuvieran a la espera del brutal death metal de los matanceros, a quienes, continuos problemas con el audio, no les permitieron dejar la imagen de otros años.

Con el compromiso de cerrar las actuaciones de aquella madrugada, “Cry out for” supo repartir buenas dosis de su heavy metal melodico, a los cerca de 2000 reunidos. La multitud los aclamó en cada canción de su autoría, en cambio, cuando se auxiliaron con versiones de “Toto”, “Guns and Roses” y “Europe”, el aplauso fue absoluto.

El cuarto día se anunciaba como el último de una serie de encuentros entre las bandas por intervenir y los partidarios del rock and roll. El domingo 31, concluiría la simbiosis de perfecta armonía creada en las áreas habilitadas para la ocasión, la fiesta del metal terminaría dentro de poco, pero aún faltaba la jornada de clausura.

Los sitios autorizados para los conciertos, acogieron nuevamente al público y a las sonoridades características de este género musical, así, la tarde fue íntegramente concedida a bandas procedentes de Sancti Spíritus. Desde esa región, el punk rock vino de manos con “Limalla”, mientras el black metal lo trajo “Cancerbero” y al rap metal “All Strike”.

Ya en la noche, el piquete santaclareño “Feed Back”, mostraría su metalcore, el cual sirvió de preámbulo a “Chlover”, un grupo habanero, cultor de un riguroso hardcore metal. Muestra de ello fueron las canciones: “Gritando”, “Poder” o “Cero”, además del cover “Walk” de los tejanos “Pantera” y otro a los rapmetaleros californianos “Rage Againts the Machine”.

“Azotobacter”, radicados en esta ciudad, nos regalaron el thrash core, que ya les es personal, y sobre la una y treinta de la mañana, del lunes 1ro de noviembre, arribó “Darknees Fall”. El grupo capitalino, asumió profesionalmente el enorme reto de cerrar el festival, y desperdigaron por todos los contornos del Sandino, un metal melódico de buena factura.

Cerraban así, las cuatro jornadas dedicadas al rock and roll hecho en el país, y como es lógico hubo aciertos y desaciertos. Algunos ya los detallé en crónicas pasadas, pero antes de terminar, deseo condenar la exclusión de las bandas “Mordor” y “Cancerbero”, del escenario principal de conciertos y la consiguiente inclusión en una plaza de “segunda” categoría.

La 13ra edición del festival nacional de rock “Ciudad Metal”, un evento del que todavía se perciben retazos, llegó a su fin. El fuerte sonido del metal se esparcirá por el momento, pero William Fabián, ha quién fue dedicado este festival, no desaparecerá jamás en los amantes del género y mucho menos, en aquellos que lo conocimos.

.

Ciudad Metal, Esquirlas de un Festival de Rock II, Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 2 de diciembre de 2010, (FCP). La segunda fecha, inició con una visita al Memorial Che Guevara, algo “fuera de foco”, pues dudo, que el argentino aceptase a jóvenes adictos a una música foránea, antimilitaristas y por demás, ansiosos de libertad personal. Hubiese sido mejor y más a tono con el evento, organizar una procesión a la tumba de William.

Pero bueno, algún día habrá festivales libres, por ahora, contaré lo sucedido el viernes 29, en materia de Rock and Roll y acciones análogas. De 9:00 a.m. hasta el mediodía, sesionó en el Centro Cultural El Mejunje, esa casa de todos, la Convención del Tatuaje, actividad esta muy vistosa, debido a la habilidad de los artistas participantes.

En la tarde, la multitud se juntó en el parque de Tristá y Central, donde inicialmente tocaron los punkys locales, “Krisis”. Siguieron a estos, “Mordor”, un piquete llegado desde la sureña Cienfuegos, pero llenos de la fantasía nórdica de J.R.R Tolkien. Recuerden que Mordor, es un país ficticio de “El Señor de los Anillos” y tierra del mal por excelencia en la obra de Tolkien.

Los hijos de La Perla del Sur, mostraron buena parte de su más reciente producción discográfica, recogida en el demo “The Dark Tower” de 2010, donde se les nota su vocación, por el citado literato ingles. De este CD y de lo anteriormente dicho, brindaron el tema que da nombre al demo, así como “The Ring” y la lóbrega “At Home of Tom Bonbadill”.

Arribada la noche, los conciertos tornaron al Sandino, allí se dieron cita “Prótesis”, de la oriental provincia Las Tunas, “Akupunktura”, de Cienfuegos, “Blinder” de la ciudad central del país y “Swich”, de la occidental Pinar del Río. Exuberancia regional esta, que muestra el “contagio” metalero, existente hoy en la nación.

El Hardcore-Metal hizo su debut en esta edición del “Ciudad Metal”, cuando los tuneros aparecieron en escena, bien cerca de las 10:00 p.m. Del estrenado demo “Eternos Herejes”, de este propio año, nos sacudieron con las canciones “Puta Humanidad” y “Cenizas”, donde se les notó madurez y algo más de ritmo, si miramos a anteriores presentaciones.

En cambio, los punks-playeros cienfuegueros, no tuvieron tanta suerte, pues entre problemas con el audio y otros enredos, sólo se les recordó por la versión “Blitzkrieg Bop” de los neoyorquinos “Ramones”. Por su parte, “Blinder”, superado ya su pasado carente de drum, descargaron toda su fuerza, destacándose los temas “Suolless”, “Empathy” y “Face of Reality”.

Cerraron esta fecha, los pinareños “Swich”, quienes con su demoledor hardcore crossover de la nueva escuela, se llevaron las palmas esa noche. Corría la primera hora de la madrugada, cuando desplegaron los acordes típicos del estilo, sobre todo en los números “Inseguro”, “Crónicas de un Sueño”, “Riesgo” y “Falsa Amistad”. De los cariocas “Sepultura”, versionaron “Refuese Resist”.

Después de dos intensas jornadas, donde los seguidores del metal han estado de goce, aunque este le ha sido coartado, me veo obligado a cuestionar lo siguiente. Si el festival “Ciudad Metal”, es una fiesta oficial, como los Carnavales o la Semana de la Cultura ¿Por qué la duración de los grupos de rock en escena, tiene límites tan exactos para cesar?

¿Por qué a los demás artistas se le garantiza hospedaje mientras dure el espectáculo en el que han participado y a los grupos de rock no? ¿Por qué no sucede lo mismo en las festividades oficiales antes aludidas? ¿Será por aquello de que, “todos son iguales, sólo que unos más iguales que otros?

Concurso de Tatuajes en el Mejunje de Santa Clara durante el Festival de Rock “Ciudad Metal”.

Por orden: El más atrevido, El más original, El más polícromo, El más popular, La chica más valiente y Mención de honor.

Desde Santa Clara, lugares.

Antiguo Cuartel 31, hoy escuela primaria “Fernándo Cuesta Piloto” sito en Prolongación de Colón en Santa Clara.

Grupo Folclórico Oche, en su peña habitual en el Mejunje de Santa Clara.

Fuente del Niño de la Bota Infortunada, en el Parque Vidal de Santa Clara.

Cantores del grupo folclórico Oche en su presentación en el Mejunje de Santa Clara.

Sede del Círculo Filatélico de Santa Clara, sito en calle Colón entre San Miguel y Candelaria.

Yo Simplemente Hago o los Tropiezos de Silverio II y Final, Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 18 de junio de 2010, (FCP). Mientras las páginas se suceden, la memoria de este mecenas de la cultura, evoca anécdotas sobre casuales “operadores de audio” y “camareros”. Florecen además, con este segundo local de “La casa de todos”, nuevos artistas y diverso público que, por su sólida huella, dejan un aroma melancólico al lector.

“Las artes plásticas tienen un destacado accionar en el nuevo ámbito, relata Silverio, se levanta todos los sábados un enorme mural de papel y desde temprano comienza a animarse el local. La etapa es muy bonita, en las paredes comenzaron a escribirse cosas graciosas y hasta reflexivas, la gente llegaba cada semana en busca de nuevos mensajes, hasta que no hubo más espacio”.

Pérez de Alejo describe, a través de Silverio, como surge el nombre El Mejunje. “Yo repartía, cerca de la media noche una infusión que hacía con hierbas medicinales, y Pible, el humorista, llegó con un cartel que decía: El Mejunje de Silverio, y todos lo llamaron así desde entonces, me di cuenta que el nombre no podía ser más exacto, pues sintetizaba lo que era y es, esa actividad”.

Varios son los artistas, que debutan en esta nueva sede. Los humoristas Eduardo Triana, el citado Pible y su grupo “La Leña del Humor”, se inician allí, al igual que el trovador Carlos “Trova”. Por su parte, los poetas Frank Abel Dopico, Ricardo Riverón y Jorge Luís Mederos (Veleta), dan ha conocer su forma de hacer poesía.

Del paso de estos y otros creadores, “por ese “antro” cultural, culpable de tolerancia, arte y diversidad”, al decir del colega Héctor Darío Reyes, es descrito por Alexis Castañeda, en voz de Silverio, en la parte: “Un Acontecimiento Grande en la Ciudad”. Asimismo relatan, estos últimos, en ese apartado, “sobre un público no bien mirado en otros sitios, que iba al Mejunje”.

Para sorpresa de los que habían encontrado un “refugio” en la nueva ruina, allí tampoco vivieron libres de detractores. “Comenzaron los rumores, de que el lugar amenazaba con derrumbarse, que no soportaba el ruido, recuerda Silverio, la hostilidad continuaba y un mal día apareció un decreto policial que prohibía la continuación en aquel sitio”. Otra vez con las ideas a otra parte.

Puesto que mi intento de crítico literario deja mucho que desear, opté por narrarles sólo las partes dedicadas por Alexis Castañeda a los primeros tropiezos de Ramón Silverio. Deseo así, invitarlos a leerse de un tirón “No Pido Permiso Para Hacer”, para que conozcan, de lo que es capaz hacer un hombre, sin pedir permiso.

Recientemente celebró “El Mejunje” su cumpleaños 26, todos conducidos por la persistente idea de alguien, que únicamente pretende expandir en la distancia la cultura de los pueblos. Nunca le importó cuantas veces experimentaron con interrumpirle su sueño, frente a cada traspié, cabalgó persuadido de que la perseverancia es sinónimo de triunfo.

Yo Simplemente Hago o los Tropiezos de Silverio I, Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 10 de junio de 2010, (FCP). Algunos intentos por ampliar los horizontes culturales de los pueblos precisan de la perseverancia humana, sólo así es probable, que el éxito florezca. Este es el caso del centro cultural “El Mejunje”, místico espacio, que de la mano de Ramón Silverio Gómez, celebrará el próximo día 9, su aniversario 26.

Dentro del marco de la “III Jornada a Favor de las Diferencias y Contra la Homofobia”, tema que abordé días atrás, se destacó el lanzamiento del libro “No Pido Permiso Para Hacer”. El texto, obra del escritor santaclareño Alexis Castañeda Pérez de Alejo, ampliado para esta nueva edición, relata en escasas 60 páginas, la azarosa vida del citado lugar y de su principal activista cultural.

Desde las primeras hojas, se nota la simbiosis practicada entre Silverio y El Mejunje, peña esta surgida en la sala del Teatro Guiñol. “No se llamaba así, relata Silverio, apareció sin nombre el sábado 9 de junio de 1984, ansiaba abrir un espacio pequeño adonde acudieran trovadores, poetas, pintores y otros artistas deseosos de mostrar cosas diferentes”.

El fiel interés de este hombre, por el empeño cultural de “su” ciudad, hizo que algo se lograra, aunque no a la anchura anhelada por él. Los poetas Félix Luís Viera y Leoncio Yánez, el pianista “Pucho” López, el trovador Mayito Crespo, William Calero, devenido actor y muchos otros más, coparon las tertulias e insuflaron bríos y frescura, aquellas noches, a este primer recinto.

El nuevo ambiente, bohemio y noctámbulo, provocó cierta inquietud en las esferas más altas de la cultura local. Pero dejemos, que el propio Silverio, a través de “No Pido Permiso…”, nos lo cuente. “Hacíamos la actividad con la tenaz oposición de la directora del Sectorial Provincial de Cultura, que hizo todos los esfuerzos posibles para acabarla…”.

“…En esos momentos el escritor Arturo Chinea era el programador de las actividades culturales y estuvo a punto de ser sancionado como militante comunista por programar a artistas en El Guiñol las noches de sábado, entre ellos a la Ópera Nacional”… “El detonante, fue el 31 de diciembre de ese año, al terminar la fiesta por la mañana…”.

“…Razón suficiente para que la directora de Cultura jurara terminar con ese “relajo”, alegando que ninguna actividad cultural podría durar hasta las 6 de la mañana”. “Todo esto convocó a una cita, donde estaban los que fijaban la vida cultural de la provincia, allí trataron de convencerme que aquella actividad no se podía hacer…”, “…al final decidieron cambiarla de lugar”.

“Me ofrecieron el patio de la Biblioteca Martí, el cual rechacé por considerarlo un espacio que no era el ideal, expuse mis argumentos y cuando todo parecía perdido me ofrecieron el local de la antigua Escuela de Artes Plásticas”. Por lo tanto, hubo de llevarse Silverio sus ideas a otra parte, mejor dicho, a unas ruinas del siglo XIX, el colegio Santa Rosalía.

Pidió “…le cedieran la gracia de la despedida y una noche de sábado a finales de enero, adornó El Guiñol con globos, flores, cintas de colores y carteles”. “Se cantó hasta el amanecer, Santiago Jiménez Crespo impresionó con un largo e improvisado concierto de violín, a pesar del jolgorio se revelaba la tristeza en los rostros de los asistentes…”

“…Santa Clara, por aquellos días, era una ciudad acostumbrada a dormir temprano y quisimos romper esa modorra, El Mejunje seguiría esa línea: violar cánones y costumbres, sobre todo si son patacas”. Finalizo esta primera parte de los tropiezos de Silverio con una frase suya, que además lo ilustra sobremanera: “No pido permiso para hacer yo simplemente hago”.

Esperar por el Hijo de alguien. Feliberto Pérez Del Sol.

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 3 de junio de 2010, (FCP). Varios han sido y son, los sectores de la sociedad cubana marginados por el gobierno actual, debido a sus preferencias sexuales. Sin detenerme a establecer un nivel de exclusión, para nadie es un secreto, que entre estos grupos urbanos, los homosexuales, ocupan primerísimos lugares.

Estos últimos, como otros conglomerados, se multiplicaron por el país, desde finales de los años 80, del pasado siglo XX, con tal influjo, que llegaron a ganar un espacio oficial. Prueba de ello es, la recién “III Jornada a Favor de las Diferencias y Contra la Homofobia”, celebrada en el centro cultural “El Mejunje”, entre el sábado 8 y el lunes 17 de mayo pasado.

La materialización de este suceso fue en gran medida posible por insertarse en el mismo, Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, hija del actual gobernante. Creo, que es su linaje y no su función, quien facilitó, ondear a la bandera multicolor, símbolo de la diversidad, con su mensaje: “La Homosexualidad no es un Peligro, la Homofobia Sí”.

Por lo tanto, si una manifestación de esa amplitud ha sido admitida, por los mismos que en sus días la aborrecían, sólo por contar con el apoyo de determinada pieza del alto engranaje ¿Querrá decir esto, que los otros sectores de la sociedad cubana, igualmente desplazados del escenario público, deberán esperar la aparición del hijo de alguien afín a sus preferencias?

De ser así, estaríamos en presencia de una leve fisura por donde evadir el control de asociación regentado por el régimen, durante los últimos 50 años. En cambio, quiero dejar bien claro, que lo logrado por el movimiento gay cubano, no se debe sólo a la Castro, sino, que es el reflejo de su firmeza en enarbolar sus ideales antes cualquier adversidad.

Y como si no fueran bastantes los escarnios difundidos por el actual gobierno, sobre quienes poseen una conducta sexual diferente, se sumaron a esta tarea los bautistas de la iglesia sita en la calle Tristá. Acopiar firmas para boicotear el evento, fue un acto despiadado de estos que también padecen las intrigas del sistema, estoy seguro que su “salvador” no hubiese actuado de tal modo.

Aun así, un cúmulo de acciones mostró lo objetivo de la cita. El día inicial, el tema “Homofobia Familiar”, dedicada a las madres, contó con la presencia de travestís y familiares. Por su parte, “Rockeros Vs homofobia”, oficiada la noche del martes, presentó una exposición fotográfica, además de un tributo al músico William Fabián y un concierto de la banda “Cry out For”.

Otra empuje a favor de la pluralidad y las diferencias se observó, el miércoles 12, pasadas las 10 p.m., mientras se realizaba la fiesta de “La diversidad y contra la homofobia”. A solicitud de los directivos del programa y del recinto, se le pidió a cada presente que asistiese “con una prenda o atributo del otro sexo”, pedido este, que fue en gran medida cumplido.

Un conversatorio sobre la homosexualidad en las personas de raza negra, presentado por “Tato” Quiñones, acaparó la atención de los reunidos el sábado. Concluido este, se desarrolló “Tarde de los Filinbusteros”, donde Zaidita Castiñeiras, Lucía Labastida, María de los Ángeles Santos, Pedro Alejo y otros exponentes del Feeling, clausuraron la jornada diurna.

El 17, cerraría la campaña por la diversidad, ya que, ese día de mayo, en 1991, algo tardío, según Ramón Silverio, director de “El Mejunje”, es que la Organización Mundial de la Salud, separa la homosexualidad de su lista de enfermedades. Ese atardecer, las alentadoras palabras de Silverio y la Espín, excitaron los ánimos para el show de transformistas, conque sellaría la jornada.

Esta forma de exhibirse públicamente, pues la misma fue en la calle Marta Abreu, demostró, sobre todo a los dirigentes cubanos, que el gusto sexual es sólo eso, una predilección. Y que tienen que ser toleradas personas así, sino, una sociedad en cierne, como la cubana, heredaría el mismo tabú, de marginar a grupos de individuos, sólo por tener preferencias sexuales diferentes.

Apoyo de la comunidad gay a la Jornada por las Preferencias Sexuales.

Difrentes actividades en el Menjunje en Santa Clara, en una de ellas se puede observar a Mariela Castro.