Los Estigmatizados. Por Ramiro Gómez Barrueco. #Cuba

Los Estigmatizados

Ramiro Gómez Barrueco
Ex preso político. Escritor. Empresario.

Ante todo agradecer y felicitar a todos aquellos que realizan un esfuerzo por actualizar las acusaciones de crímenes, torturas y violaciones de los derechos humanos del régimen castrista. En especial al Directorio Democrático y al abogado mejicano René Bolio.

La Constitución Castrista es una prueba irrefutable de la violación permanente de Los Derechos Humanos y de la discriminación política estructuctural de la sociedad cubana.

La discriminación institucionalizada trasciende arbitrariamente a cualquier circunstancia social. Las leyes castristas, maquilladas con populismo, están preñadas de exclusivismo aristocrático. Algunas violan los derechos más elementales, como el artículo 52, que sólo da libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista. Debería ser innecesario cuestionarse si se violan Los Derechos Humanos en Cuba porque lo que se ve no se pregunta.

Los incrédulos exigen, como dedos en las llagas, pruebas específicas que se deriven de los conceptos discriminatorios y totalitarios del castrocomunismo. Recordemos La Zanja de San Juan, en Santiago de Cuba, donde fueron fusilados y enterrados, algunos agonizando, más de 70 militares, sin celebrarles juicio, consecuentemente sin apelación.

La exhumación pública (año 1971), mostró más de 100 osamentas que fueron llevadas hasta una barcaza y lanzadas, presuntamente, en La Fosa de Batlle. Los Batistianos eran y son cubanos, seres humanos con derechos inalienables. No eran extraterrestres.

Ernesto Guevara fusiló a más de 400 civiles en La Cabaña (Habana) de forma parecida.
Hay crímenes peores porque implican a ciudadanos apolíticos, y hasta decenas de niños, como El Hundimiento del Remolcador 13 de Marzo y La Matanza de Canímar; por sólo mencionar dos de los más famosos e innegables. Fusilamientos para escarmentar a la población, para que no abandonen el país, como los de Lorenzo Copello, Bárbaro Sevilla y Jorge Martínez Isaad; o como el fusilamiento aéreo de los cuatro heroicos pilotos humanistas de Hermanos al Rescate.

No hay que demostrar la represión intelectual porque según el artículo 38 de La Constitución Castrista “Es libre la creación artística siempre que su contenido no sea contrario a La Revolución”. ¿Les basta con El Caso Padilla y El Caso Arenas? ¿Necesitan cien más?

Los casos de torturas son múltiples, repetitivos y escalofriantes. Los electrochocks húmedos, especialmente en los genitales, aplicados en La Sala Carbó Serbiá del hospital psiquiátrico habanero. Las Gavetas, La Mojonera, Las Cabañitas, Las Leoneras, los asfixiados (como la famosa rastra), los muertos por sed y golpes como López Chávez, Orlando Zapata… y hay muchísimo más. ¿Qué podemos esperar de los Hermanos Castro que fueron capaces de planificar un holocausto nuclear que implicaba la desaparición de nuestro pueblo y de nuestro país? ¿De qué no es capaz un genocida?

Todos estos crímenes estaban convenientemente precedidos del venenoso aperitivo del estigma. La calumnia, agotadora y ensordecedora, convertía a Bonifacio Haza en asesino de Frank País y a Huber Matos, al Presidente Urrutia, al Consejo de Ministros, a los jefes de la aviación , de La Marina y a miles de revolucionarios más, en traidores. Las familias batistianas fueron las primeras en sufrir la estigmatización social, con el horroroso calvario del repudio y la persecución, orquestado por los fanáticos oportunistas de siempre. Los revolucionarios no podíamos vislumbrar lo que nos esperaba.

Mi hija y mi hijo, de 6 y 4 años, mi primera esposa y yo, fuimos lapidados al salir de inmigración en el año 1980. Escapamos milagrosamente cuando ellos mismos se agredieron accidentalmente y se formó una trifulca de armas en mano. Sólo me permitieron abandonar el país a mí. “La jefa del Comité” organizó a los niños del barrio para que golpearan a mis hijos gritándoles ¡Tu papá es un traidor! Mis hijos le respondían ¡Mi papá no es un traidor! Entonces le embarraban los ojos con tierra. Finalmente su madre, normalmente tímida y cautelosa, tomó un machete y corrió tras “La Jefa”. No hubo más tierra ni golpes; sólo ostracismo.

La narración de estos acontecimientos represivos, de La Embajada de Perú y El Mariel, se encuentran detallados en el libro del ingeniero Carlos Berenguer “Incertidumbre en La Habana”, que fue presentado por el columnista del Nuevo Herald Jorge Dávila. El famoso caso de “Carlitos el de 26”, quintaesencia de la estigmatización, cuyo acto de repudio duró 42 días sin interrupción. Se detuvo finalmente porque Hilda Torralbas, madre de Carlitos, era una Comandante Histórica de La Sierra. Aunque aislada del proceso revolucionario, conservaba suficientes influencias.

El Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo ha realizado muchas investigaciones sobre los crímenes del castrismo. Su Calendario Negro del Totalitarismo Cubano relata varios crímenes cometidos en cada uno de los 365 días del año. El universo humanista castrista carece de estrellas.

 

Cuando la no violencia es insuficiente. Por Julio M. Shiling

Cuando la no violencia es insuficiente.

Por Julio M. Shiling. (plubicado originalmente en patriademarti.com)

Cuando la no violencia es insuficiente
Ho Chi Minh comentó en una ocasión que si Mahatma Gandhi hubiera tenido que combatir a los franceses, hubiera abandonado la lucha no violenta en una semana. El padre fundacional de la dictadura comunista vietnamita, en su crítica a la metodología de enfrentamiento político del pacifista hindú y forjador de la independencia india, estaba haciendo una apreciación cualitativa del enemigo que se está combatiendo. El despiadado Minh no fue el único crítico de la resistencia no violenta como método de lucha.Eric Arthur Blair, mejor conocido por su pseudónimo de George Orwell, consideraba que el movimiento no violento como estrategia para el cambio político, urgía de tener al oponente dentro del espacio de un marco sistémico desde donde operar que disponga de una serie de factores que incluyan una prensa libre, el derecho de poder congregarse en público para expresar el descontento y determinadas otras condiciones a priori para que dicha táctica de lucha pudiera tener éxito. En otras palabras, la resistencia no violenta, para el insigne cronista y ensayista británico, parte de la conceptualización metodológica en la política que lleva por nombre la desobediencia civil y ésta requiere la presencia de condiciones intrínsecas y preexistentes en el modelo sociopolítico donde se pretende resolver o mitigar el problema en cuestión. Cuando juzgamos la validez de la tesis que condiciona y limita la viabilidad de aplicar la lucha no violenta y lograr los cambios deseados al sistema democrático exclusivamente, vemos que la misma goza, convincentemente, del respaldo de la evidencia histórica.

Cuando el filósofo y escritor estadounidense del transcendentalismo, Henry David Thoreau, publicó en 1849 su ensayo insigne Resistencia al gobierno civil (luego renombrado Desobediencia civil) racionalizando sus acciones de desobediencia civil contra el Estado norteamericano por su oposición a la esclavitud y a la Guerra de México-EE UU, no creo que haya podido medir el alcance que tendría su obra, fundamentando una especie de ideología y ética que inspiraría a generaciones de activistas y teóricos políticos. Algunos de los otros activistas que han abrazado este modo de accionar por la vía de la confrontación pacifica están Martin Luther King, Jr., Mairead Maguire, Desmond Tutu y Jody Williams.

De los mencionados, todos menos Tutu, el obispo anglicano sudafricano, realizaron la lucha no violenta para promover a sus causas respectivas dentro de las estructuras prototípicas de una democracia (King: los derechos civiles en EE UU; Maguire: la violencia en Irlanda del Norte; Williams: una campaña contra minas personales). En esos casos, la existencia sistémica de la libertad de expresión e información, tanto personal como institucional, probaron ser eficaz para la concienciación de la ciudadanía y de la clase política, dado el terreno acogedor que proporciona una democracia para admitir autocorrecciones y perfeccionamientos y acomodar el lujo de los procesos evolutivos, confinado a un marco ambiental pacífico y ordenado.

Tutu ejerció su activismo no violento dentro de una dictadura, pero ésta fue una de corte netamente autoritario. Es importante aclarar este punto técnico y muy relevante. Sin negar la crueldad y la injusticia inherente del modelo racista del apartheid sudafricano, existe una diferencia cualitativa impresionante entre dictaduras de corte autoritario y esas con regímenes totalitarios. Las del primer grupo, son estructuras despóticas más débiles y a la vez, más fáciles de conspirar al limitar éstas el control dictatorial a la esfera política sólo. Regímenes autoritarios son más sensibles también a la crítica y a la presión política desde afuera, entre muchas razones, por la incapacidad o el desinterés de estas versiones del despotismo de establecer alianzas sólidas con otros gobiernos y movimientos internacionales, de conllevar campañas de relaciones públicas eficaces en el exterior y de operar en la diplomacia, multilateralmente.

El desmantelamiento de la dictadura racista de África del Sur, reflejó el éxito de la campaña no violenta de personas como Tutu, pero más impacto tuvieron las presiones que ejercieron grupos y activistas políticos de las democracias del mundo libre que se interesaron por la causa anti apartheid. El embargo comercial que lograron establecer, la estampida de empresas multinacionales con el curso de desinvertir en el país que adoptaron, el ostracismo aplicado a los que defendían el estatus quo, fue lo que marcó la diferencia y eso vino desde afuera donde el activismo político no violento impactó a la clase política en las democracias del mundo.

La caída del comunismo soviético y sus casos subsecuentes de transiciones exitosas, de transiciones frustradas, de reversiones y de algunas otras rescatadas o en evolución, vio posteriormente el ascenso de las postulaciones de la lucha no violenta del politólogo estadounidense, Gene Sharp. Gran parte de la disidencia y la oposición de países donde hay regímenes no democráticos hoy, han acogido con una reverencia épica la teoría del activismo de resistencia pacífica del autor de La política de la acción no violenta (1973) y De dictadura a democracia (1994). La teoría de Sharp reposa sobre la premisa de que la esencia del poder radica fundamentalmente en la obediencia de los sujetos al liderazgo político. Si se logra que los sujetos no obedezcan al poder político, sostiene el teórico norteamericano, los dirigentes no tendrían poder y consecuentemente, la dictadura se desploma o marchita.

Los que miran a la caída del socialismo real de la URSS y del ex bloque socialista de Europa y le acreditan ese desmoronamiento a la lucha no violenta que se realizó, estarían cometiendo un error serio de análisis. Nunca los procesos históricos se deben a un factor singular como el causante, eso es cierto. No es menos cierto, sin embargo, que no todas las variables en juego protagonizan un papel de igual importancia.

El desvanecimiento mortal del comunismo soviético (no del comunismo) tuvo como agente de cambio primordial la modificación que el gobierno de Ronald Reagan le dio a la política estadounidense para liderar con el marxismo-leninismo bajo el eje de Moscú. Al sustituir la estrategia de contención por una de reversión, cambió la dinámica de la Guerra Fría. Con enorme cuantías de dinero, municiones, tecnología, logística y sobre todo, de dirección moral, por numerosas operaciones a través del globo, oxigenó el bando de los buenos y los llevó a una victoria (más allá de que mucho se perdió luego en la paz).

Las acciones pacíficas de los grupos pequeños de manifestantes que iniciaron las protestas y más tarde se convirtieron en grandes masas, no fue el factor causal del derrumbe del comunismo soviético. Más bien fue un síntoma de esta otra variable seminal que constituyó la política de Estado de las fuerzas anticomunistas que incluían los gobiernos de: Reagan, Margaret Thatcher, Juan Pablo II, Helmut Kohl y otros actores con acciones de enfrentamiento bélico directo al comunismo en Granada, Nicaragua, Angola, Afganistán, El Salvador; y un activismo conspirativo no bélico en Polonia y otras partes del bloque socialista. China comunista y lo que ocurrió cinco meses antes del derrumbe del Muro de Berlín en la Plaza de Tiananmén en 1989, queda como prueba fehaciente que la lucha no violenta desprovista de otras variables causales que incluyen la fuerza bélica, la amenaza de ella (real o percibida) u otro agravio letal a su régimen dictatorial, sólo ofrece quimeras que en la práctica no produce los cambios políticos deseados por los demócratas.

Los humanos operan todos dentro de un esquema de valores. Regímenes dictatoriales de dominación total (totalitarios) no viven bajo el mismo código moral que los demócratas. Los comunistas, los fascistas y los islamistas radicales tienen otro entendimiento del universo y no están confinados, ni remotamente, con los rigores éticos que sostienen los adherentes a los principios democráticos. El pretender sensibilizar a la gama de facinerosos que dirigen los regímenes totalitarios y sus satélites, es como aspirar a que un psicópata que asesina grotescamente, se logre concienciar e enternecer al contemplar el horror de sus acciones contemplando a las víctimas y los reclamos de éstas por vía de sus defensores. La propia patología del malévolo hace que esa conducta monstruosa le produzca placer y sólo sirve para satisfacer su necesidad cruel. Los carceleros de Auschwitz y Boniato y los dirigentes de los sistemas que hicieron todo lo que ahí ocurrió posible, no han sido (o no son) personas muy sensibles.

La lucha cívica no violenta, podrá ser un elemento que contribuya a la liberación de una nación subyugada por el despotismo. Al enfrentar regímenes totalitarios o sus gobiernos satélites, dicha estrategia está completamente contingente de una política liberadora adicional más potente para que su aporte sea medible al final. De lo contrario, el remedio de la confrontación pacífica quedará relegado a actos de heroicidad inspiradores y épicos, pero incapaz por si solos, de producir cambios políticos significativos.

 

Programa Cambio de Bola No.66, Cuentapropistas #Cuba

ABAJO LAS MEDIDAS INJERENCISTAS CASTRISTAS CONTRA LOS TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA

TIEMBLA EL CHAVISMO

Escuche el programa:

 

https://www.mixcloud.com/widget/iframe/?feed=https%3A%2F%2Fwww.mixcloud.com%2Fbambiodebola%2Fcambio-de-bola-66-agosto-2017%2F&hide_cover=1&light=1


 

Militantes del Movimiento Dignidad arrestadas y desnudadas a la fuerza por policía política en Santa Clara.

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 21 de julio del 2017; (ECA). Unas cinco militantes del Movimiento Dignidad fueron arrestadas y otra desnudada a la fuerza por la policía política en Santa Clara, el 20 de julio último, para evitar que efectuaran su Reunión Semanal Ordinaria.

Las detenidas fueron Wendis Castillo Hernández, Coordinadora para la Región Central, y las militantes Natividad Blanco Jiménez, María del Carmen Martínez López, María Josefa Oramas García y su hija Yilian Lucía Oramas García. En el caso específico de Natividad Blanco y María Caridad Martínez, fueron encerradas en la 5ta Unidad mientras, que María Josefa y Yilian Lucía estuvieron prisioneras en la 4ta Unidad de la Policía Nacional Revoluciona en Santa Clara.

Todas refieren que fueron víctimas de amenazas, violencia verbal. Además de eso, les tomaron huellas de olor y quitaron cabellos. Mientras; en cuanto a Wendis Castillo se la llevaron en el auto patrullero de la PNR chapa 273, hacía la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO).

A Castillo Hernández la condujeron dos oficiales mujeres de la Brigada Especial del Ministerio del Interior (BE-MININT), quienes le apretaron muy fuerte las esposas metálicas. Al arribar a la UPICO a esta disidente, le fueron tomadas las huellas digitales y palmares, así como también fue fotografiada. Después le exigieron que se denudara, a lo que ella se negó, debido a que eso no está contemplado en el vigente Código de Procedimiento Penal.

Las fémeninas oficiales de la BE-MININT,  la desnudaron, tumbaron al piso y a la fuerza le quitaron sus ropas. Tras hacerle esto, las represoras se comenzaron a reír de las cicatrices que posee Wendis en el tórax, producto de varias intervenciones quirúrgicas. Este tipo de tortura física y psicológica duró unos 25 minutos, para al transcurrir ese tiempo, volverla a vestir forzosamente, pues la militante del Movimiento Dignidad se negó a ponerse la ropa, que ella no se había quitado.

Tras esto; entró un Instructor Penal, quien dijo llamarse Luis Enrique, que le levantó un Acta de Advertencia y la amenazó de que si continuaba intentando reunirse, sería condenada por Peligrosidad Social Pre Delictiva. Luego de esto entró en la sala de interrogatorios, el Mayor Erick Francis Aquino Yera, Segundo Jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga del MININT, el cual trató de convencerla para que desistiera en los objetivos del Movimiento Dignidad, a lo que ella se negó. Tras cinco horas fue puesta en libertad.

Declaración del Consejo Nacional del FANTU

Santa Clara 20.07.17, El consejo Nacional del Foro Anti Totalitario Unido (FANTU), en reunión extraordinaria celebrada el pasado 17.07.17 en la casa sede del Movimiento, acordó emitir la siguiente declaración:

Como parte de la creciente oleada de Represión y campañas mediáticas que el régimen totalitario de los Castros ha desencadenado contra los activistas de

wpid-fb_img_1441176583459

Natividad Blanco Carrero 

Foro Antitotalitario y del Movimiento Dignidad, en la ciudad de Santa Clara, se ha manipulado el apoyo que ambas organizaciones le han brindado a la lucha de la activista Natividad Blanco Carrero, por la puesta en libertad de sus dos hijos, Alberto Esteban Manso Blanco y Alain Manso Blanco, sancionados injustamente por presuntos delitos de asesinato. En ese sentido los abajo firmantes, en nombre de los más de 1500 activistas del Foro Antitotalitario

Recluso Alberto Manso en Terapia Intensiva

Preso Politico Alberto Manso Blanco

Unido en todo el país, Aprobamos divulgar y asumir como línea de trabajo los siguientes puntos:

  1. Todos los activistas del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), ratificamos nuestro apoyo incondicional a la causa de la activista por los Derechos Humanos y miembro del Movimiento Dignidad en Santa Clara, Natividad Blanco Carro, para lograr la libertad de sus hijos, presos injustamente, aunque en ello pongamos en riesgo nuestras propias vidas.
  2. El Secretariado Nacional del FANTU, elevará propuesta y la documentación correspondiente probatoria de la inocencia de los hermanos Manso Blanco, a Amnistía Internacional, para declarar públicamente a ambos activistas del FANTU, como presos políticos, y pedir al gobierno de los Estados Unidos que le exija al gobierno cubano su inmediata liberación.
  3. Así mismo, aclaramos que la activista Natividad Blanco Carrero, nunca fue Dama de Blanco, ni siquiera Dama de Apoyo, como aseguran algunos medios, de haber sido así, nunca habría sido aceptada en el Movimiento Dignidad, de acuerdo a los estatutos y reglamento de esta creciente organización en el centro de la isla.
  4. Pedimos apoyo a la comunidad internacional, para que se solidarice con la lucha de esta valerosa mujer, cuyos únicos delitos y el de sus hijos, han sido defender los Derechos Humanos y militar en dos, de las más importantes organizaciones opositoras de la isla, el Foro Anti Totalitario Unido (FANTU) y el Movimiento Dignidad, ambos bajo el liderazgo del matrimonio entre el premio Sajarov Guillermo Fariñas Hernández y Wendy Castillo Hernández.

 

Consejo Nacional del FANTU:

Guillermo Fariñas Hernández

Benito Fojaco Iser

José Raúl Rodríguez Rangel

Rolando Ferrer Espinosa

Celestino Hernández Gutierrez

Juan Alberto de la Nuez Ramírez

Autoridades penitenciarias niegan dieta médica a preso común.

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 17 de julio del 2017; (ECA). Al preso común enfermo Alberto Esteban Manso Blanco, le niegan la Dieta Médica en una prisión de Santa Clara, desde hace dos semanas, por su constante denuncias de corrupción en las autoridades.

En conversación con la madre de Alberto Esteban, también apodado “Albertico Manso”, la militante del Frente Femenino del Foro Antitotalitario Unido (FANTU) Natividad Blanco Carrero, ella explicó que su hijo se está muy mal de salud y lo tiene en el zona de mayor rigor penitenciario “Área de Régimen Especial”.

Este lugar de castigo se encuentra adjunto a la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, conocida popularmente como “Pre Tensado”, donde son castigados con la máxima crueldad los reos de todas las penitenciarias de la central provincia y posee un nefasto récord de 16 suicidados en sus cinco años de creación.

A éste sitio lo envió el Teniente Coronel Lázaro Pérez Cuellar, quien es Director de la Prisión de Guamajal-Hombres, ergástula localizada también en la capital provincial de Villa Clara, ya que Albertico Manso denunciaba y protestaba constantemente sobre las sustracciones de alimentos a los reclusos enfermos del Hospital Provincial de Penados, institución que está dentro de esa cárcel.

En el caso de Manso Blanco, fueron los propios galenos de los Servicios Médicos del Ministerio del Interior (MININT), quienes le indicaron una Dieta Médica, para que se comenzara a recuperar de 11 meses de ayuno de alimentos, que le han causado dos Infartos Cerebrales, Endurecimiento del Hígado, Pérdida de la Visión del Ojo Izquierdo y Pérdida del Equilibrio al Caminar, todo esto lo mantiene en un sillón de ruedas.

Según Natividad Blanco, lo que ocurre con su hijo, es que él fue uno de los primeros en denunciar las corruptelas del hace poco descendido en cargo, Teniente Coronel Francisco Darias González, una manifestación pública que realizó Albertico Manso frente a la vivienda del alto oficial del MININT, cuando botaba a la basura cientos de latas de cerveza vacías, que no podían ser compradas con su modesto salario y también en franca represaria por la militancia que mantiene ella en el FANTU y el Movimiento Dignidad.

Ésta angustiada madre ha podido conocer que, a su hijo le niegan los medicamentos para sus varias enfermedades y no le suministran la Dieta Médica indicada. Razón por la cual él a pesar de todos sus padecimientos ha iniciado una huelga de hambre para exigirle a las autoridades carcelarias y del MININT, que cumplan con él lo que está establecido.

 

Movimiento Dignidad toma las calles en Santa Clara

Por Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara, 10 de julio del 2017; (ECA). Tres militantes del Movimiento Dignidad (MD) fueron arrestadas en Santa Clara, tras realizar una protesta pública.

Las madres e hija María Josefa y Yilian Lucia Oramas García juntomovimiento dignidad a la representante del Movimiento Dignidad en la región Central de Cuba Wendis Castillo Hernández resultaron detenidas al concluir la Reunión Semanal Ordinaria este lunes 10 de julio, momento en que decidieron salir a las calles completamente desnudas en señal de protesta exigiendo la liberación inmediata de los presos políticos en Cuba.

Según Wendis Castillo, quien fue la fuente de esta noticia, durante la marcha fueron apoyadas jóvenes y niños de la barriada del Condado, quienes con gran algarabía las aplaudieron y acompañaron durante un recorrido que alcanzó unos 50 metros antes de que fueran interceptadas en las inmediaciones de la calle Estrada Palma esquina a Rodolfo Balderas por el auto patrullero 290, siendo trasladadas a la UPICO de Santa Clara donde permanecieron por espacio de 6 horas siendo advertidas oficialmente y multadas por un presunto hecho de Alteración del Orden, para luego ser trasladas a sus viviendas en un automóvil marca Lada color blanco conducido por el mayor de la policía política Eric Francis Aquino Yera.